Já, una de España

cartera

Mira que no has dejado en todo el rato de estar aquí, al lado mío. Hemos estado en el mercado y has tenido la gran suerte de irte en uno de tantos momentos de trueque. ¡Pero no! No te has ido y me consta.

Luego espero, seas consecuente con nuestra situación y lo que somos. ¿Qué por qué lo digo? Já, lo digo para que luego no me vengas con que no he parado todo el rato de dar tumbos. Aquí poco se puede hacer. Y caerás en la cuenta de que aunque yo sea más joven, las dos valemos lo mismo.

 

¡Hombre, la panadería! A ver si con un poco de suerte me quitan de encima a la espabilá esta. Vaya, parece que la mano no te quiere ni para elegirte. ¡Ea, que suerte tienes «condená», nos la volvemos a jugar en la siguiente!

Hay que ver que siendo tú tan mandona y yo tan demócrata… podías bien irte tú, con lo calentito que se está, sobre todo si es invierno como ahora.

 

Pero cuando Arturo metió la mano en su bolsillo y os sacó. ¡Bien calladitas que os quedasteis; Anda mira tú por donde, se acabó el conflicto «entrambas»!

Y al final, la discusión ha venido para quedarse «uno» que, a los ricos enriquece y a los pobres empobrece: siendo tú rubia y tú, también.

Resultado de imagen de imagenes del euro

 

En honor a Pérez-Reverte

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s