Sin Dios y con él

microphone-1209816__340

 

En una esquina del patio

un niño llora con desconsuelo,

porque los que creía compañeros

se ríen de él.

Más él, sin salir de su asombro

no sabe porque es vituperado.

«¿Será que soy feo?

¿Qué tengo las orejas grandes?

¿Qué soy muy callado?

Señor, todas las noches te rezo;

¿Es por qué hace dos semanas,

un día no lo hice?»

Le han quitado el bocadillo

y entre burlas, en el suelo lo pisotean.

Las caras, cada vez

más horrendas, le desprecian.

«Si lo que quieres, señor,

es que me reúna contigo;

no hacía falta esto.

Hoy no llegaré a casa,

encárgate tú

de decírselo a mi madre;

porque no comeré

con ella, sino contigo».

 

 

2 comentarios en “Sin Dios y con él

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s