Al capitán de capitanes

Brújula, Mapa, Dirección, Grados, Norte

A todos los que  cómo tú

han hecho que el amor por los libros

provenga del más allá, de ese alma

al que siempre aludió Sócrates.

Desde esa vela que henchida por el viento,

 la humildad, es capaz de navegar

por encima del pensamiento mismo;

de la existencia del todo:

 lugar donde prima con intensidad

la grandeza humana;

el anonimato de instruir bondad

con la espada altruista más fiera,

la que deja su hondeo sobre las aguas

de tiernos aprendices, corazones

a bordo del empíreo

 de la bóveda celeste.

A ti, que solo se te descubre

desde dentro del navío,

que sin hablar…, se te oye

y sin estar…, se te ve.

 

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s