A un sabio hondo

Solidaridad, Ayuda, Estatua, Ciego
  
Qué en la ceguera de los demás
no me vea yo.
Qué alcance mi bajel la mirada
del que agarra el cielo.
Suéltenme de palmas 
que no quiero.
Ni tampoco me adulen
de San Benitos.
Déjenme en la
lección de mi pena,
que poca o mucha;
no es la suya.
Y creas o no…;
¡Por Dios te lo pido!
Déjate de echar paja
y sujeta la estructura:
qué es tu casa
quién pierde la viga.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s