¡Ay…, señor, señor!

Salió de aquel infecto antro tan borracho como el que más. Aunque había una diferencia con respecto a los demás, de alguna manera, él sabía que lo suyo tenía remedio; una mala racha…, una pequeña crisis…, en fin, algo pasajero, momentáneo: nada que ver con ellos(“sus amigos”) que seguían enganchados a una adicción de la … Sigue leyendo ¡Ay…, señor, señor!